Saltear al contenido principal
Laminación De Acero, Para Qué Se Emplean Los Cepillos Técnicos

Laminación de acero: ¿para qué se emplean los cepillos técnicos?

Los cepillos técnicos tienen cabida en una amplia variedad de tareas. Una de ellas es el laminado de acero, donde resultan esenciales para garantizar la calidad y el acabado de los productos. En Cepillo Técnico conocemos a fondo sus capacidades y virtudes, pues somos especialistas en ellos.

¿Qué es y para qué sirve laminar acero?

La laminación es un proceso industrial que transforma el acero bruto en productos con propiedades mecánicas mejoradas, como mayor resistencia y ductilidad. Este procedimiento se lleva a cabo mediante la deformación plástica del metal. Para ello, se emplea un conjunto de rodillos que reducen su espesor y modifican su forma.

El proceso comienza calentando los lingotes de acero a una temperatura elevada que facilita su trabajo. Después, se pasan a través de un tren de laminación, una serie de cilindros a presión que estiran y desbastan el material hasta alcanzar el perfil deseado. Los rodillos giran en direcciones opuestas para disminuir el tamaño de la pieza de manera gradual y para que adquiera la forma requerida para su aplicación específica.

Laminar acero obedece a dos razones principales. Por un lado, crear materiales y perfiles diversos, como placas, láminas o barras, y, por otro, mejorar las propiedades del metal, ya que se optimiza su estructura cristalina y, en consecuencia, su capacidad para deformarse y resistir las tensiones sin romperse.

En cuanto al proceso en sí, existen dos tipos principales: en caliente y en frío. El primero implica el paso del acero a través de rodillos a altas temperaturas, algo que dota al producto de características mecánicas superiores. En la segunda modalidad, el proceso tiene lugar a temperatura ambiente o a una temperatura ligeramente por encima de esta.

Hay que tener en cuenta que el proceso es esencial en la industria siderúrgica y se ejecuta cuando se busca producir acero con especificaciones técnicas particulares. Así, su uso se adecúa a los requerimientos de la construcción, de la automoción o de la fabricación de maquinaria, entre otros sectores.

El papel de los cepillos técnicos en la laminación de acero

Los cepillos para laminar acero cumplen con múltiples funciones que aseguran la calidad del producto final. Estas herramientas se emplean para la limpieza y el tratamiento superficial de bobinas de metal, acero inoxidable, aluminio, cobre y aleaciones.

Durante la laminación, es preciso retirar cualquier impureza o residuo que pueda dañar la superficie del material. Aquí es donde entran en juego los cepillos técnicos, dado que están concebidos para realizar una limpieza profunda, un decapado o incluso un tratamiento más especializado como, por ejemplo, el pulido.

Un cepillo para laminar acero puede estar colocado sobre tubos o sobre el eje y se caracteriza por la alta densidad de los filamentos. Tales atributos resultan determinantes para obtener un óptimo acabado de la superficie del rodillo y para mantener la forma ideal del cilindro durante el proceso.

Al optar por los cepillos técnicos apropiados, se garantiza un resultado satisfactorio al laminar acero. Su capacidad para limpiar, pulir y preparar superficies es decisiva a fin de obtener productos con las características deseadas. En Cepillo Técnico comercializamos las mejores herramientas para diferentes procesos industriales. Basta con consultar nuestro extenso catálogo para comprobarlo.

Volver arriba